Blogia
CONTRA LA CORRIENTE

MASAS nº 2013 del POR boliviano

MASAS nº 2013 del POR boliviano Masas

20  de octubre de 2006     No 2013

Organo Central del Partido Obrero Revolucionario  P.O.R.
                                                                                                                                                                                                                  
Seccion Boliviana del Comité de Enlace por la Reconstruccion de la IV internacional  CERCI
 

OTRA FARSA MÁS DEL M.A.S.

EL IMPOSTOR EVO ANUNCIA NACIONALIZACIÓN DE MINAS PERO SIN AFECTAR INVERSIÓN PRIVADA
.


 
PRESIONADO POR LA TRAGEDIA DE HUANUNI, CUANDO LOS OBREROS MINEROS IMPIDIERON QUE LOS PATRONES COOPERATIVISTAS, ALIADOS DEL M.A.S., SE APROPIARAN DE LA MINA, EL IMPOSTOR GOBIERNO DE EVO ANUNCIA PARA ESTE 31 DE OCTUBRE –aniversario de la nacionalización de las minas en 1952- OTRA "NACIONALIZACIÓN DE LAS MINAS" PERO DEJANDO BIEN SENTADO QUE NO PRETENDE AFECTAR LA INVERSIÓN PRIVADA.

OTRA FARSA MAS COMO SU "NACIONALIZACIÓN" DE LOS HIDROCARBUROS.
¿QUÉ NACIONALIZACIÓN PUEDE HACER EL QUE ESTÁ ENTREGANDO EL MUTUN A LA TRANSNACIONAL INDÚ JINDAL?

¿QUÉ NACIONALIZACIÓN PUEDE SER ESA QUE ADVIERTE QUE NO AFECTARÁ LA INVERSIÓN PRIVADA? COMO SER SAN CRISTÓBAL (una riquísima reserva de plata-zinc-plomo) EN MANOS DE LA TRANSNACIONAL APEX-SILVER, INTI RAYMI, SINCHI HUAYRA, MINERÍA MEDIANA, COO-PERATIVAS, ETC., ETC.

PIENSA "NACIONALIZAR" HUANUNI QUE ES DEL ESTADO, ASIMILANDO A LOS COOPERATIVISTAS POBRES COMO OBREROS Y RESPETANDO LOS PARAJES QUE YA TIENEN.


TODA UNA BURLA. AL PAYASO EVO YA NADIE LE CREE NADA.

LOS EXPLOTADOS DEBEMOS MARCHAR POR NUESTRA PROPIA CUENTA, ORGANIZARNOS, PREPARARNOS PARA HACER LA REVOLUCIÓN BAJO EL PROGRAMA POLÍTICO DE LOS OBREROS: EXPROPIACIÓN DE TODA LA GRAN PROPIEDAD PRIVADA BURGUESA NATIVA E IMPERIALISTA SOBRE LOS MEDIOS DE PRODUCCIÓN DE MANERA QUE ÉSTOS PASEN A SER PROPIEDAD DE TODOS, ES DECIR, PROPIEDAD SOCIAL.


EL ÚNICO GOBIERNO CAPAZ DE HACER ESTO SERÁ EL GOBIERNO OBRERO-CAMPESINO PORQUE NADA TIENE QUE DEFENDER EN ESTA SOCIEDAD; NO BUSCARÁ SER AMIGO O SOCIO DE LOS EXPLOTADORES, COMO HACE EL M.A.S.; SERÁ UNA DICTADURA CONTRA LOS RICOS (DICTADURA PROLETARIA) PORQUE LES QUITARÁ SU GRAN PROPIEDAD SIN CONTEMPLACIONES  Y EXPULSARA A LOS PULPOS IMPERIALISTAS DEL PAÍS; SUPERARÁ EL ATRASO DEL PEQUEÑO PRODUCTOR CAMPESINO ORGANIZANDO A LOS PEQUEÑOS PROPIETARIOS AGRARIOS EN GRANDES UNIDADES AGRARIAS PRODUCTIVAS MODERNAS CON APOYO DEL ESTADO; SE AFIRMARÁ COMO REVOLUCIÓN SOCIALISTA  EXTENDIÉNDOSE POR TODOS LOS PAÍSES OPRIMIDOS DEL CONTINENTE APOYÁNDOSE EN LA LUCHA DE SUS PUEBLOS.


                                                                             RECORDEMOS

MOVILIZACIÓN Y LUCHA PARA IMPONER LAS BANDERAS DE LA GUERRA DEL GAS, OCTUBRE DEL 2003

Durante las jornadas revolucionarias de octubre del 2003, los explotados sublevados luchamos por la expropiación de los hidrocarburos, la minería, la banca, los latifundios, la expulsión de las transnacionales y la destrucción del sistema capitalista burgués. Espontáneamente, miles y miles de hombres, mujeres, ancianos, jóvenes y hasta niños ganaron las calles y se enfrentaron a los militares criminales que el sanguinario `Goni'  ordenó que salgan a matar.

Después de la frustración popular con el ex presidente Carlos Mesa, la lucha revolucionaria de octubre del 2003 derivó en la sublevación de mayo y junio del 2005 que se proyectaba hacia la Asamblea Popular, proceso que fue truncado por la embajada yanqui y la clase dominante criolla que convocaron a las elecciones del 18 de diciembre en las que triunfó por mayoría absoluta Evo Morales, líder del MAS.
Pese a la incredulidad del pueblo, oportunamente el Partido Obrero Revolucionario explicó y denunció las limitaciones políticas del actual presidente y de su partido que es un conjunto de oportunistas que sirven a las transnacionales. Los hechos confirman esas advertencias.

El pueblo exigió en las calles la nacionalización sin indemnización de los hidrocarburos y la expulsión de las transnacionales. El Gobierno no hace eso y negocia con estas saqueadoras para que se conviertan en socias del Estado y sigan manejando el gas y el petróleo.

La gente demandó la nacionalización de las minas y la refundación de Comibol. El Ejecutivo no movió un dedo en ese sentido. Al contrario, prefirió que los mineros y cooperativistas se maten entre sí que nacionalizar la minería privada para refundar la COMIBOL.

Los campesinos, colonizadores y los del movimiento sin tierra, respaldados por todos los sectores populares lucharon para expropiar los latifundios. Pero, ahora Evo los defiende y habla de una reforma agraria que mantiene los latifundios y pretende incrementar las pequeños predios que quiere distribuir de las tierras fiscales.

En resumen, el Gobierno no cumple ninguno de los objetivos por los que el pueblo boliviano luchó en las jornadas revolucionarias de octubre 2003 y mayo y junio del 2005. Hoy se aboca simple y llanamente a defender los intereses de las transnacionales y los empresarios aunque diariamente perora con frases pseudo-populares. Corresponde al pueblo movilizarnos para que los objetivos se cumplan, lo que será posible superando al actual gobierno que divide a los explotados y fortalece a la derecha reaccionaria.

¿Y DESPUÉS DE EVO QUÉ?
 
La pregunta comienza a rondar por la cabeza de muchos explotados. Al cabo de nueve meses de gobierno, se hace evidente para todo el mundo que el gobierno de Evo y sus medidas "revolucionarias" son un fraude. Es natural pues que mucha gente comience a preguntarse qué viene después.

Notable cambio de actitud que muestra cómo los explotados comienzan a diferenciarse del gobierno en el que, no hace mucho, tenían esperanzas. 

En un foro debate organizado por las Junta Vecinal del distrito 4 de El Alto, en conmemoración al tercer aniversario de la rebelión de octubre de 2003 que derrotó al gobierno del odiado Goñi Sánchez de Lozada,  todo el público asistente coincidió en que la "nacionalización" del gobierno no es tal, que es una burla y que la razón es que es un gobierno reformista que respeta la gran propiedad privada burguesa, la imperialista (empresas transnacionales) y la nativa (empresarios privados), que no busca una transfor-mación profunda de la sociedad, que aspira a ser socio de las transnacionales, que respeta y protege a los latifundistas, etc.

Fue aplaudido  por la concurrencia, el planteamiento de que a la rebelión de octubre le faltó comprender que para  recuperar la propiedad del gas, de los hidrocarburos, en general de los recursos naturales de manos de las transnacionales para que su explotación nos beneficie a todos y no sólo a unos cuantos, se tiene que implantar la propiedad social. Si queremos ser todos dueños de nuestros recursos, también debemos ser todos colectivamente dueños de ellos y, en general, de todos los grandes medios de producción que actualmente son  propiedad privada ya sea de las empresas extranjeras o de los empresarios privados nativos.

Corresponde confiscar a las empresas transnacionales y también todos los grandes medios de producción (la tierra, la industria, la banca, etc.) de manos de los empresarios privados nativos, de esa burguesía enclenque, inútil y vendepatria que ha subastado al país, e implantar una nueva sociedad basada en la propiedad social de los medios de producción.

En las intervenciones del público asistente reiteradamente se habló de la necesidad de la revolución y del establecimiento del gobierno de obreros y campesinos.

Por la mañana, Evo Morales dirigiéndose a los alteños concentrados en ocasión de la conmemoración de las jornadas de octubre de 2003, decía a la multitud que no era posible expulsar a Aguas del Illimani porque luego, ningún organismo internacional querría prestarnos plata; que Aguas del Illimani debe irse pero de manera concertada. Evo se pinta de cuerpo entero como un pelele impotente frente al poder de las transnacionales.

Las masas empobrecidas van tomando debida nota de todo esto, constatan el sometimiento del gobierno al poder de las empresas y los empresarios y por ello comienza a preguntarse: y, entonces, ¿después de Evo qué? 

LA RESPUESTA: revolución social, expulsar del poder a la clase dominante (burguesía) y a su amo el imperialismo (transnacionales), gobierno obrero-campesino, propiedad social de todos los grandes medios de producción, economía planificada para encarar el problema del desarrollo económico; la revolución triunfante se proyectará en el plano internacional; como Bolivia, centenares de pueblos oprimidos por el imperialismo y por sus respectivas burguesías nacionales luchan por su liberación, la revolución triunfante deja de ser un fenómeno nacional para convertirse un proceso internacional producto de la unidad de la economía capitalista mundial, eso que llaman la "globalización". Esa será nuestra fortaleza para impedir que el imperialismo aplaste la revolución.


EL GOBIERNO ES INCAPAZ DE DAR UNA SOLUCIÓN ESTRUCTURAL AL PROBLEMA DE LA MINERÍA

Las declaraciones de uno de los asesores del gobierno, Eusebio Gironda, revela que los cooperativistas tenían la oferta de legitimar a favor de ellos la explotación del nivel 120 (ahora en conflicto con los mineros sindicalizados), la promesa de entregarles los niveles 160 y 200 (el control del 70 % del cerro Posokoni). Para la COMIBOL hubieran quedado solamente tres niveles (240, 280 y 320). Sin embargo, los cooperativistas no estaban dispuestos a compartir el cerro con nadie; ellos querían el control total del yacimiento más rico de estaño del país.

Días antes el gobierno hizo conocer el proyecto de "potenciar" COMIBOL invirtiendo 500 millones de dólares para explotar lo niveles señalados. El proyecto contemplaba la invitación a una empresa norteamericana como socia capitalista, asegurando que más del 50 % de las utilidades queden para el Estado boliviano. Los cooperativistas, conocedores de este proyecto gubernamental, deciden precipitar la toma de la totalidad del cerro Posokoni, alentados por el ex ministro Villarroel (cooperativista) y por la ministra del gobierno (existen rumores en sentido de que también es accionista de una de las cooperativas).

Aquí lo importante es descubrir por dónde se orienta el gobierno cuando habla de potenciar COMIBOL y la minería estatizada. Su lógica no es esencialmente diferente a la aplicada por Goñi Sánchez y el neoliberalismo, el de "asociarse" con una poderosa transnacional para que ésta ponga el capital y el Estado boliviano los yacimientos de recursos naturales. La única variante es que los neoliberales entregan un uno por ciento más de las acciones a los socios capitalizadores para que terminen administrando la empresa y terminen arrancado más utilidades en su favor. Se trata de una diferencia de grado y no esencial que, en definitiva, significa la subordinación del país a los intereses del imperialismo; no olvidar la lógica capitalista de quien pone la plata termina imponiendo sus condiciones a los que no la tienen.

La razón de por qué el gobierno se maneja con la lógica que estamos denunciando es la naturaleza de la política que desarrolló, es su defensa a ultranza de todas las formas de propiedad privada, tanto de la pequeña (precapitalista) como de la grande (capitalista). Evo Morales, en todos los foros internacionales, se ha esmerado en jurar que el gobierno boliviano respetará las inversiones extranjeras y la gran propiedad privada de los medios de producción, que no se trata de un gobierno socialista ni mucho menos comunista y que lo único que busca es un trato justo y solidario en las relaciones económicas internacionales.

Esta es la razón por qué ha entregado el Mutún a transnacional indú en condiciones totalmente desfavorables para el Estado boliviano y pretende repetir la misma hazaña con Huanuni. Las limitaciones de la política burguesa que desarrolla lo condena a desarrollar una política entreguista como los gobiernos neoliberales.
 
Para los trabajadores potenciar COMIBOL y la minería estatizada es liquidar con toda forma de propiedad privada en las minas. El estado debe recuperar todos los yacimientos mineros que están en manos de las transnacionales, de la minería privada mediana y pequeña. COMIBOL debe ser la única empresa estatal que explote los yacimientos mineros rentables del país. Semejante tarea sólo podrá materializarse en manos de un gobierno revolucionario de obreros y campesinos.


Política de la coca masista
UN DOGAL EN EL CUELLO DE LOS COCALEROS
 
El error capital del MAS, mucho antes de llegar al gobierno, radica en haber capitulado ante el imperialismo; Morales y su entorno cayeron en la trampa de la embajada norteamericana sobre "la erradicación pacífica de la hoja con desarrollo alternativo". A partir de ese momento, los dirigentes cocaleros aparecen como los campeones de la lucha contra el narcotráfico y terminan comprometidos con la política de la erradicación que inflexiblemente han impuesto los gobiernos de turno y el imperialismo, traicionando así la lucha histórica de sus bases que se encarna en la consigna de "libre cultivo, comercialización e industrialización de la coca". A su tuno, las bases cocaleras han defendido palmo a palmo sus plantaciones a costa de muchas vidas y sacrificios y, frente a la presión concertada del gobierno y de sus propios dirigentes, han reducido sus aspiraciones al "cato de coca".

Ahora que el MAS es gobierno pretende también imponer el "cato" a las zonas de producción tradicional como los Yugas de La Paz y los Yungas de Vandiola en Cochabamba. La maniobra es clara: frente a la presión del imperialismo de reducir drásticamente las plantaciones de la hoja y con la finalidad de legitimar el "cato" en el Chapare que es cuestionado por los gringos, ahora pretende afectar a la producción tradicional. El gobierno se orienta a modificar la Ley 1008 universalizando el cultivo del cato en todas las regiones productoras, aún en las tradicionales.

Para imponer la erradicación forzosa en Carrasco Tropical y Yungas de Vandiola, Evo Morales ha señalado que toda la producción de la zona va al narcotráfico. Inmediatamente, el propio vice- ministro de la coca revela que en el Chapare existen 6.500 Has. que producen 31.2 millones  de libras al año pero que sólo llega a los mercados legales 384 mil libras (apenas el 1 % del total de la producción). La pregunta es ¿dónde va el 99 % de la producción de la hoja? La respuesta es obvia, a la producción de cocaína. Según la lógica del gobierno, de erradicar toda la coca que va al narcotráfico, deberán terminar destruyendo el 90 % de la producción de la coca en Bolivia porque toda esa producción está destinada a la fabricación de la pasta básica.

Este problema de la política traidora de la coca impuesta por el gobierno del MAS es una bomba de tiempo. Para proteger las plantaciones de la hoja en el Chapare Morales se verá obligado a afectar las zonas de cultivo tradicional en los Yungas de La Paz respaldado por una ley 1008 modificada que universalice el "cato" en todas las regiones productoras. Los sectores afectados defenderán sus derechos, como lo están haciendo los de la los Yungas de Vandiola que no aceptan ninguna reducción de sus plantaciones tradicionales, y el gobierno terminará haciendo el sucio papel de enfrentar a unos contra los otros.
 
Los cocaleros deben retornar al objetivo central de su lucha: "el libre cultivo, comercialización e industrialización de la coca". Poco importa qué es lo que se industrialice de la hoja, cocaína, pasta dental, refrescos o pan; esto, en el capitalismo, está determinado por las leyes del mercado, de que haya demanda por un producto determinado. Resulta un abuso incalificable del imperialismo el imponer a Bolivia qué es lo que debe producir y cuánto cuando él mismo ha creado el gran mercado de la cocaína condenando a la hoja boliviana a convertirse en la materia prima de ese veneno. Los traidores del MAS pagarán muy caro su traición, sucumbirán bajo el puño de sus propias bases.


¿QUÉ BUSCA EL PROLETARIADO A LA CABEZA DE LAS MASAS EXPLOTADAS Y OPRIMIDAS?
Patricio.
 
Acabar con la sociedad burguesa putrefacta y en descomposición, para reme-plazarla con la sociedad comunista, sin clases sociales, sin explotados ni oprimidos, sin fronteras nacionales.

Nada de esto puede esperarse de una sociedad sojuzgada por el imperialismo internacional, por las transnacionales, a las que sirve un gobierno que las defiende a raja tabla, aunque lleve ojotas.

LOS GOBIERNOS QUE RES-PETAN Y SE SOMETEN A LA PROPIEDAD PRIVADA (a la grande, a la mediana o a la pequeña) DE LOS MEDIOS DE PRODUCCIÓN, DEFIENDEN Y SIRVEN AL IMPERIALISMO, A LA BURGUESÍA INTERNACIO-NAL O NACIONAL, SON ENEMIGOS Y VERDUGOS DEL PROLETARIADO, DEL ARTE-SANADO, DE LAS CAPAS MÁS EMPOBRECIDAS DE LAS CIUDADES, DEL CAMPESI-NADO.


LOS GOBIERNOS QUE JURAN NO TOCAR, DEFENDER A LA PROPIEDAD PRIVADA, SE AGOTAN EN SU PROPÓSITO DE SERVIR INCONDICIO-NALMENTE A LA BURGUESÍA, CLASE SOCIAL OPRESORA Y EXPLOTADORA DE LOS RECURSOS NATURALES Y ESCLAVIZADORA DE LA MAYORÍA DE LA POBLACIÓN.


TODA ESTA CALAMIDAD ESTÁ ENCARNADA EN EL MAL GOBIERNO DEL M.A.S. Y EN EL PRESIDENTE EVO MORALES.

La defensa obligada de la mayoría nacional y la lucha por su liberación se encarnan en la revolución social, QUE IMPORTA LA EXPULSIÓN DEL PODER POLÍTICO DEL MAL GOBIERNO QUE ENCARNA A LA BURGUESÍA, QUE DEFIENDE A LA PROPIEDAD PRIVADA DE LOS MEDIOS DE PRODUCCIÓN Y FUNCIONA COMO VERDUGO DE LOS BOLIVIANOS, DEL PAÍS.

Sería absurdo aconsejar  la mayoría nacional que se abstenga de usar la violencia (que eso supone la evolución proletaria) y se conforme con recurrir a las elecciones, al parlamento a la judicatura, en fin a las múltiples manifestaciones del legalismo, que invariablemente conducen al mantenimiento del órden social burgués, cuyo objetivo central es la perpetuación de la esclavitud de la mayoría nacional.

Resumen: EL EMPONCHADO GOBIERNO DEL M.A.S. DE EVO, EL VELEIDOSO MAN-DATARIO, NO SON MÁS QUE PORTAVOCES Y DEFENSO-RES DEL CAPITALISMO, DE LAS ODIOSAS TRANSNACIO-NALES.

¿Cuál será la revolución social que sepulte al capitalismo, a la servidumbre impuesta por los capitalistas gringos y libere a la mayoría de los bolivianos actualmente esclavizados por el imperialismo?

ESA REVOLUCIÓN LIBERADORA SOLAMENTE SERÁ


la REVOLUCIÓN Y DICTADURA proletaria.
 


Desde Sucre.
¿QUÉ HAY DETRÁS DE LAS SUPUESTAS DENUNCIAS DE "GOLPE DE ESTADO"?
Adriana A.P.
 
El Gobierno del MAS ha quedado aún más despres-tigiado y mal parado, después de lo acontecido en Huanuni, pues ha demostrado una vez más que está en contra de los intereses de las mayorías.

Inmediatamente, han empeza-do a circular rumores de "golpe", de "desestabiliza-ción", etc., lo cual ya no sorprende a nadie, pues el MAS, saca su cartita de "conspiración", cada vez que se ve asediado por las demandas de los sectores sociales.

Pero, más allá de la paranoia patética del Gobierno, se pone en evidencia que el MAS está atrapado entre la oligarquía derechista y racista de Santa Cruz por un lado (expresión de la burguesía nativa y las transnacionales), y las masas radicalizadas por el otro.

El fortalecimiento y envalentonamiento de la derecha cruceña, que cada vez más osadamente plantea su posición francamente racista y pro-imperialista, es la consecuencia de la política dubitante y tibia del Gobierno, que es incapaz de llevar a cabo verdaderas medidas transformadoras y de cambio. Conciliar con los oligarcas, los terratenientes y las transnacionales, NO EVITARÁ que estos cons-piren, que se organicen y movilicen a su gente. Todo lo contrario, en la lucha de clases, los intereses son irreconciliables, por lo tanto, solamente hay un camino: aplastar o ser aplastado. Mientras más espacio y concesiones se le da a la derecha, más fuerte se siente ésta.

¿Por qué el MAS no asume medidas más duras en contra de la oligarquía? Porque para ello tendría que apoyarse en las masas, tendría que proyectarse a un cambio revolucionario, en otras palabras tendría que dejar de ser burgués, lo cual es imposible.

Precisamente, el otro gran temor del MAS, son las masas radicalizadas, esas masas que exigen la nacionalización total de los hidrocarburos, que pelean por recuperar la minería estatal y refundar COMIBOL, que se oponen a la Ley Avelino Siñani, por ser copia de la Reforma Educativa del Banco Mundial, que siguen luchando en contra de la erradicación forzosa de la coca y por el libre cultivo, que exigen tierra y la toman con sus propias manos ocupando las hacien-das de los terratenientes, etc.

Para el gobierno, la lucha de los explotados por sus reivindicaciones, es también "conspiración".

Por eso, ha llevado a cabo un gran acto en defensa de la "democracia y la paz", es decir en defensa del orden establecido, de la actual situación, de la vigencia del orden burgués, del capita-lismo. El MAS, no quiere ningún cambio, más bien busca mantener el actual estado de cosas, conviviendo con las transnacionales, con las empresas privadas, con los terratenientes, con la oligar-quía, con el imperialismo. Eso es lo que el Gobierno está defendiendo.

Frente a ello, no queda más que seguir luchando por la verdadera y única transfor-mación del  país:
LA REVOLUCIÓN SO-CIAL, para implantar el Gobierno de OBREROS Y CAMPESINOS.  


¿Ingenuidad o impostura?
ESTALINISTAS NO PIERDEN ESPERANZAS EN EL GOBIERNO DEL MAS
 
Con anticipación se advirtió que concurrir a la invitación para "consensuar" el "anteproyecto de ley Avelino Siñani…" era una pérdida de tiempo y que el gobierno no tenía la más mínima intención de modificar su propuesta educativa. Sin embargo, tanto los dirigentes de la Confederación como de la Federación de Cochabamba, todos ellos de filiación estalinista, insistieron en acudir a la mal llamada "comisión de alto nivel" con la intermediación del vice-ministro Alfredo Rada. Los hechos se han encargado en demostrar la justeza de la advertencia. La tal comisión ha sido una burla porque el gobierno se ha negado ha introducir en su documento las propuestas hechas por los dirigentes del magisterio urbano.

Pero los dirigentes estalinistas no conocen eso de la autocrítica, educados en esa escuela donde los dirigentes son considerados infalibles, no pueden aceptar que su posición respecto al gobierno del MAS es absurda y que el "anteproyecto de ley Avelino Siñani…" no es otra cosa que la copia de la 1565 pero barnizada de indigenismo. Ahora empiezan a tejer argucias subjetivistas y descubren que, al interior del gobierno, existen dos tendencias en materia educativa, una dogmáticamente indigenista y conservadora representada por Patzi y la otra más abierta y proclive al consenso representada por Rada. Abrigan la esperanza de que esta última corriente se imponga para viabilizar un verdadero consenso.

Estos caballeros no pueden entender que la orientación global de la reforma educativa que propone el MAS obedece a su orientación política.
 
Señores estalinistas, comprendan de una buena vez que las tendencias ideológico - políticas se definen como reaccionarias o revolucionarias según la posición que adopten frente a la gran propiedad privada de los medios de producción. El gobierno del MAS se ha definido por la defensa y el respeto de la propiedad privada y de las inversiones de las transnacionales; eso de que quieren fundar un "Estado comunitario" no pasa de ser un adorno para encubrir su verdadera política burguesa.

El hecho de que este gobierno defienda a ultranza la educación privada, los convenios Iglesia – Estado, la escuela confesional y anticientífica, la descentralización educativa, robotizar a los jóvenes a través del bachillerato diferenciado, etc., es consecuencia lógica de su política burguesa. Pretender introducir en el documento masista la unidad de la teoría y práctica para lograr el conocimiento y la formación integral de los alumnos, implantar la educación única que significa acabar con toda forma de educación privada, imponer la escuela laica, etc. es como pretender junta agua con aceite.


DESCALABRO DEL GOBIERNO Y SU "REVOLUCIÓN INDÍGENA CULTURAL"
LA VERDADERA CLASE REVOLUCIONARIA ES LA CLASE OBRERA
DE "URMA No. 32", octubre 2006.


El MAS debutó   enarbolando banderas indígenas y de reivindicación cultural. Nunca fue socialista sino sólo de etiqueta. Negó persistentemente el liderazgo de la clase obrera sobre el conjunto de la sociedad, lo que inevitablemente lo desliza a las posiciones de la clase dominante, defender la propiedad privada y por esa vía seguir siendo colonia.

Sus incoherencias, su falsa nacionalización, su subordinación a las transnacionales y al imperialismo, su falta de capacidad para debatir sobre la educación y el futuro del país, hasta su persecución a la coca  y su imposición de visiones dictatoriales y retrógradas, todo adornado con poses radicales, no son genialidades sino burreras que desnudan al MAS como lo que es, una juntucha sin principios de oportunistas y ambiciosos que improvisan en política, que no saben qué pasa y qué cosa es Bolivia, por eso no dan pie con bola.

Para muchos el MAS es una decepción. Los revolucionarios siempre supimos que era un escollo a ser barrido junto a los neoliberales recalcitrantes para poder avanzar a la verdadera revolución.


Desde Huanuni.
UNIDAD ENTORNO A LA POLÍTICA OBRERA

Después que la matanza fraticida entre pobres,  originada en la incapacidad el gobierno impostor, en la ambición de pequeños grupos enriquecidos y en la desunión de las bases empobrecidas, ahora es preciso aprender la dolorosa lección y convertir el llanto, la rabia, el odio y la división en unidad revolucionaria y combativa contra los verdaderos culpables de los enfrentamientos de Huanuni,  Colquiri, Caracoles y de la miseria de estos y demás pueblos el país, que son el sistema capitalista, las transnacionales (imperialismo) y todos sus gobiernos serviles incluido el actual.

Obreros: ¡logremos el  apoyo de las mayorías!.
Cooperativistas: ¡apoyemos a la vanguardia!.
Forasteros: ¡logremos el progreso de Huanuni!.

Honremos a nuestros muertos, a los heridos, mutilados y familias enlutadas, uniéndonos y ya no dividiéndonos más.

Convirtamos nuestra trágica división en pacto de sangre, de unidad, de los pobres, de aquí y de todo el país para luchar por:

1.- CONTRATACIÓN DE TODOS LOS COOPERATIVISTAS POR LA COMIBOL.

2.- TRABAJO PARA LOS DESOCUPADOS CREANDO MAS TURNOS REDUCIENDO LA JORNADA  (NO EL JORNAL) EN TODAS LAS EMPRESAS DEL PAÍS (convocar a una reunión nacional de los desocupados en Huanuni).

3.- SEGURO DE CESANTÍA.

4.- CONTROL OBRERO COLECTIVO EN TODAS LAS EMPRESAS.

5.- SALARIO MÍNIMO VITAL CON ESCALA MÓVIL.

6.- LIBRE CULTIVO, COMERCIALIZACIÓN E INDUSTRIALIZACIÓN DE LA COCA  (INCLUIDA LA ELABORACIÓN DE COCAÍNA).


7.- EXPROPIACIÓN DE LAS TRANSNA-CIONALES.
8.- EXPROPIACIÓN DE LOS LATIFUNDIOS.

9.- EDUCACIÓN ÚNICA (sin privados), LAICA (sin religión), AUTÓNOMA E  INTEGRADA A LA PRODUCCIÓN.

10.- GOBIERNO OBRERO-CAMPESINO Y PROPIEDAD SOCIAL.

11.- AUTODETERMINACIÓN DE AYMARAS, QUECHUAS, ETC.

P.O.R.,  HUANUNI, 9 de octubre de 2006.       
(Lea "MASAS")


LA UPEA A 6 AÑOS DE SU CREACIÓN.
URUS-UPEA

La situación política del momento, se caracteriza ante todo por la crisis de dirección, de manera consiente que puede expresar, se instinto de repudio, rebeldía; de los estudiante de la comunidad universitaria. Alineándose bajo la política del proletariado expresada en su "partido revolucionario".
Las múltiples muestras de descomposición que se muestran en la sociedad imperante se ve reflejada al interior de nuestra Universidad (la corrupción, la vigencia de camarillas de Docentes y estudiantes, la burocracia de las direcciones estudiantiles, etc.).

Como tal la Universidad es producto de la sociedad que impera, forma parte de la superestructura ideológica de la clase dominante.

El marxismo nos enseña que es la estructura económica (conjunto de las relaciones de producción que corresponden al grado de desarrollo alcanzado por las fuerzas productivas), la que determina, en ultima instancia, la superestructura ideológica (educación, religión, etc.). Es por esto que sostenemos que la nueva universidad será producto de una nueva sociedad bajo el basamento de "propiedad social". Donde los docentes y universitarios deberemos alternar el trabajo manual (praxis) con el trabajo intelectual (teoría).

Los estudiantes expresamos la política transformadora, por ser el estamento más "dinámico". El estamento docente es conservador convirtiéndose en canal de transmisión de la ideología "burguesa" al interior de la universidad. Es por esta razón que el movimiento universitario desde el pasado hasta la actualidad está condenado a alinearse bajo la política revolucionaria (proletariado) o subordinarse a la política conservadora y reaccionaria (burguesía).

En la actualidad la Universidad vive en una pugna permanente de camarillas conservadoras y reaccionarias de docentes y estudiantes. Docentes dizque revolucionarios disfrazados de izquierdistas que lo único que buscan es llenarse los bolsillos a costa del presupuesto de la Universidad, llevándonos al enfrentamiento entre estudiantes para que nos sujetemos de una o de otra de las  camarillas en pugna.
Los estudiantes de la UPEA, si no forjamos una verdadera dirección revolucionaria, que pueda expresar de manera consciente los intereses de los estudiantes, las camarillas nos llevaran al descalabro de nuestra Universidad.

La asamblea general docente - estudiantil como máxima instancia de gobierno, está quedándose en el olvido. Debemos retomar la asamblea, porque es la expresión de la democracia directa de los estudiantes, para no ser engatusados por las camarillas de docentes.

En la asamblea es la instancia en la que los estudiantes podremos imponer el "poder estudiantil" para consolidar y conquistar el voto universal, el co-gobierno, el veto estudiantil, la regularización de las notas que faltan, el seguro universitario, el pasaje universitario, el seguro médico, las becas comedor, las becas trabajo, la falta de reglamentación de titulación de los estudiantes, etc., etc.


"MUERAN LAS CAMARILLAS DE DOCENTES Y ESTUDIANTES QUE VIVEN BAJO LA SOMBRA DE LAS AUTORIDADES"
"SALVEMOS A LA UPEA DE LAS CAMARILLAS"
"QUE MUERA LA REACCIÓN FASCISTIZANTE DE DOCENTES"
"APLASTAR A DOCENTES Y ESTUDIANTES REACCIONARIOS"
"IMPONER EL PODER ESTUDIANTIL


EL TROTSKISMO: ¿QUÉ ES?

De "El Marginal" No.16, octubre 2006

Burgueses e imperialistas maldicen rabiosamente su nombre. El gobernante
cipayo, el gorila troglodita, el fascista, el populista y el indigenista
ONGero, relinchan encolerizados a su sola mención. El cura se persigna y el
pastor protestante echa la mirada al cielo cuando escuchan su encendida
prédica revolucionaria. Todos suponen conocerlo y nadie sabe a ciencia
cierta lo que es, pero allí donde se desencadena la huelga, allí donde surge
un bloqueo, allí donde se impone la acción directa, se vislumbra su
"siniestra" figura para orientar y agitar a las masas. Verdadero fantasma
que viene recorriendo la historia boliviana desde hace siete décadas. En el
46, en el 52, en el 71, y en octubre del 2003, la prédica y la acción
trotskista han marcado con tinta indeleble la vida política de este país y
del movimiento obrero y popular boliviano.

Los trotskistas -¡sépanlo señores de una vez por todas!- no creemos en la
democracia burguesa ni en sus leyes ni en su constitución que garantizan la
riqueza de los ricos y la pobreza de los pobres. Por ello buscamos una
verdadera revolución social, donde el conjunto de la nación oprimida
expropiará por la fuerza toda la tierra en manos de los latifundistas, todos
los pozos, refinerías, minas, fábricas, bancos, hoy en manos de las
transnacionales y de la burguesía nativa vendepatria. Donde la gran
propiedad privada capitalista será pulverizada para dar paso al dominio de
la propiedad social sobre los medios de producción administrado por un
Gobierno Obrero - Campesino (dictadura del proletariado).

En síntesis: nuestro objetivo final es el socialismo y el comunismo para

Bolivia, América latina y el mundo entero.

__._,_.___

 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres