Blogia
CONTRA LA CORRIENTE

GOR de Argentina: El Proleta Nº2

GOR de Argentina: El Proleta Nº2

Por un lado están los ricos con su gobierno y su Estado. Tienen los recursos y la plata para imponerle todo a la población.

El discurso oficial es toda una mentira y el de la oposición y la burocracia sindical es pura hipocresía. Todo se maneja a cambio de plata y de prebendas.

Estos mentirosos funcionales al sistema y regimentados por el Estado, mantienen todo un aparato de coerción, que se va reproduciendo asentado en la dispersión y debilidad organizativa del campo popular.

El gobierno populista en su discurso y filo-fascista, usa a los pobres y necesitados como excusa, en su pelea inter-burguesa por el reparto de la torta y por ser forros dependientes del imperialismo.

La desocupación sigue, las cosas suben a la vista de todos, los salarios son cada vez más bajos y la inflación real lo hace todo más grave.

La salud y la educación siguen siendo un gran desastre y la vivienda todavía una promesa inalcanzable.

El pueblo argentino todavía compra los mensajes del sistema y se moviliza incluso por ellos con la ilusión de cambio y en la creencia de que somos todos hermanos o que se trata de apoyar a lo que es nuestro.

La gente pobre, organizaciones sindicales y sociales; partidos políticos, se confunden todo el tiempo y algunos además se pelean por estar de un lado o del otro de la burguesía.

En la base y resultado de toda la corrupción política, ignorancia y prejuicios; la participación es mínima y discontinua. En los mejores casos les une la disconformidad con el sistema y el funcionamiento del Estado capitalista, ideas anti-electoralistas, de autogestión y horizontalidad.

La organización y funcionamiento en estas instancias, es aún muy débil en términos de clase y pareciera también que a todos los partidos los cruzara una especie de crisis de militancia. El nivel político- cuando lo hay- es demasiado básico para la unidad pregonada. El compromiso no es constante, es todo muy Light y cuesta mucho para garantizar que las actividades salgan. Hay como una división del trabajo; unos para estar cómodos y pensar y otros para mojarse el poto y ensuciarse.

Antes vieron que todo estaba mal y después que había que cambiarlo. Hoy pareciera que es “hacer algo”, cualquier cosa, que haga a la “construcción de espacios”.

Se ha perdido en gran medida el rumbo y el objetivo: nos queda rescatarlo del prejuicio para ir viendo también el cómo hacer lo debido, para cambiar la situación.

Solos, no podemos hacer nada; vayamos a las instancias de coordinación, a los frentes, a las fábricas. Ayudemos al reagrupamiento desde la base y potenciemos el trabajo para el desarrollo de la conciencia en nuestra clase. Ayudemos a la comprensión de los problemas, hay que traducir y explicar también a la masa común de la gente, lo intelectual y técnico de la política. En función del objetivo que se sostiene, en función de la finalidad estratégica; para que sirva a la revolución.

Tenemos que apuntar a conformar un frente, que sirva a la lucha unitaria para imponer en principio, todas nuestras reivindicaciones pendientes; resolver el tema del atraso, la dependencia y la opresión imperialista. Para garantizarle a todas las personas el derecho básico a la vida y a la libertad, en la sociedad nueva que haremos, sin clases; sin explotadores ni explotados.

 

Organizarnos desde las bases para recuperar la dirección de las luchas, expulsar a la burocracia, recuperar los sindicatos y por un salario básico mínimo igual a la canasta familiar, indexado de acuerdo a los precios de la misma.

La situación gobierno-campo ha mostrado todas las mezquindades de la burguesía, lo falso y lo podrido de todo el sistema.

A Kristina hablando de la “redistribución de la riqueza”, a los del campo defendiendo una rentabilidad “para poder seguir trabajando”, “contra la pobreza y por la comida de todos los argentinos”.

A los Duhalde con los Menem y los Rodríguez Saá juntos en el bloque opositor, defendiendo cada uno su gestión, la miseria del Chaco y la coparticipación.

 En el fondo todos defienden la sojisación y la mucha plata que circula entre ellos, a costa del agotamiento de los suelos y de la explotación miserable a los obreros rurales, que siguen ajustados a la normativa de Videla.

La CGT de Moyano apoyando al gobierno de los bajos salarios y de la deflación de Guillermo Moreno, responsable del INDEC,–secretario de comercio del gobierno y para quien los precios de las verduras, alguna ropa y el turismo, bajaron en 12 meses en promedio un 15,1 por ciento-.

La CGT Azul y Blanca de Barrionuevo apoyando a los dueños e inversores del campo, igual que la CTA, también de los dos lados. La clase obrera como tal –con su problemática, con sus reivindicaciones, con su programa- no intervino y en general sus direcciones también estuvieron apoyando, a un bando u al otro de la burguesía.

Aunque el vicepresidente Cobos haya desempatado y con el corazón a favor del campo, igual el tema agropecuario y las retenciones sigue abierto. Derogada la 125 vuelve la situación a cero y gana la Sociedad Rural y los pooles de siembra y después también pero en menor medida, los pequeños y medianos productores. En todo caso, de un modo u otro, el pueblo, los trabajadores y la clase obrera seguirán mal y cada día peor.

 

Compañeros: la invitación es a sumarse a la posibilidad de la intervención colectiva y del esfuerzo compartido, en función del programa de la clase obrera y la revolución proletaria. Para coordinar y potenciar el trabajo, por el desarrollo de de la conciencia de nuestra clase, la asimilación del programa y para traducirlo en organización.

Caminar junto a las masas y resolver de conjunto, a partir de la situación concreta el qué hacer y cómo hacerlo, para que signifique un avance y sirva a la revolución.

Por pan, trabajo, salud, educación y vivienda

Contra la desocupación y la miseria

Trabajo para todos y en blanco

Salario básico mínimo igual a la canasta familiar

Que el gobierno nacional y los municipios garanticen los alimentos a los comedores

Que se hagan las obras que hacen falta para terminar con las inundaciones

Potenciar a las instancias de coordinación de las luchas y por el desarrollo de la conciencia de clase

Organizarnos desde abajo, en comité de fábrica, barriales y estudiantiles

Armar de nuevo las coordinadoras, preparar la autodefensa y profundizar la acción directa

Construir la dirección que hace falta y recuperar los sindicatos para la lucha

No a la represión y la impunidad

Contra el sistema de opresión y explotación capitalista

Por la revolución proletaria mundial y la propiedad social

Por un gobierno de la clase obrera, de los explotados y oprimidos

Por una sociedad nueva y sin clases.

 

GOR

GRUPO OBRERO REVOLUCIONARIO de Argentina

gorproleta@hotmail.es

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres