Blogia
CONTRA LA CORRIENTE

Grupo Obrero Revolucionario de Argentina

Grupo Obrero Revolucionario de Argentina

Publicamos esta nota que nos hizo llegar el cda. Juan Soto, de Argentina. No compartimos íntegarmente sus conceptos, pero valoramos su aporte al debate político y lo publicamos con la finalidad de hacerlo extensivo al conjunto de la vanguardia.

CULTURA POLÍTICA

 

A la gente pareciera que le molesta, que le hablen de objetivos y de estrategia; de expropiar a la gran propiedad, de cambiar la sociedad; de la Revolución Social. Y está en contra si le decimos que debe ser para instaurar el Socialismo, mediante la dictadura proletaria; gobierno de la clase obrera, de los explotados y oprimidos.

A la gente le molesta este “discurso” y lo asocian a todo lo político burgués y mentiroso.

La gente cree más en otras cosas y responde mejor si le piden que se ponga una nariz roja de payaso en la cara y salga pintada a una especie de corzo a la calle.

Es cierto, todos deberíamos hablar de lo que está mal y de cómo podríamos cambiarlo; el problema es que algunos hablamos demasiado, hacemos poco y después exageramos los resultados, ó no balanceamos exactamente.

No hay ligazón directa y real con la gente común, las organizaciones son todas chiquititas y de hecho no son los referentes reales de la población. No estamos insertos realmente en ningún lado y no nos conoce nadie en términos de programa, por más que en la calle codo a codo, seamos muchos más que dos.

Le criticamos a todos de la manera más rigurosa, el no estar ni hacer lo que tampoco hacemos nosotros.

Yo también creo que 20 años no son nada; el problema es que ya pasaron y aquí no ha cambiado nada… y a lo mejor estamos peor que antes pasándole los libros y la posta a nuestros hijos, en la esperanza de que ellos puedan ver algo; repitiéndose la historia de mi padre y de mis abuelos.

Estamos viejos, ya no podemos correr ni media cuadra y estoy dudando lleno de canas, si en verdad sostenía la posibilidad o nunca fui del todo coherente; ó es que será un detalle menor el fusil y la inserción en las masas.

Han pasado muchos años y pareciera que no hemos avanzado mucho, e incluso en algunos aspectos, se ha retrocedido bastante; cuando nos sigue cruzando la dependencia y el atraso, la miseria, la desocupación, las injusticias, la impunidad y la opresión. Nos sigue gobernando la misma clase social de los patrones, parásitos chupa sangre, corruptos y explotadores.

Si todo esto es cierto, corresponde y está bien entonces que hablemos y veamos en que consiste la solución real y definitiva a este problema en general de la humanidad y de nuestra clase.

Una característica es que pareciera que en las organizaciones no hay obreros ni gente que en verdad sea pobre. Hay artesanos, encuestadores, gente que hace changas, que tiene algún laburito informal, desocupados, docentes u abogados. También hay instancias horizontales prejuiciosas, que traban a la organización político partidaria.

Falta continuidad en los compromisos, rigurosidad y entrega militante. Falta conciencia y coherencia; las dos cosas.

Los esfuerzos deberían ser para la inserción real entre las masas oprimidas y trabajar ahí para el desarrollo de la conciencia de clase y la idea de que a la situación hay que cambiarla y de que lo tenemos que hacer nosotros. Que la salida sigue siendo el socialismo ó la degradación y la barbarie.

 

 

Dónde están los obreros?

Por todos lados; en las fábricas trabajando 10 y 12 horas por día, con los oídos tapados, con anteojeras, con casco y algunos hasta con barbijo y aplastados por la burocracia sindical que los hunde en el abandono y en todo lo que tiene que ver con su propia situación de clase. Hoy muchos obreros traicionados permanentemente por los dirigentes, aliados a los patrones y a los gobiernos se encuentran en los talleres clandestinos trabajando en negro, e impotentes ante el atropello diario de los negreros y todo el sistema inhumano de explotación.

El sistema busca meterle en la cabeza de la gente la idea de que es pobre el que quiere, que en Argentina uno escupe una semilla y la tierra nos devuelve un sandial de melones. Que depende de cada uno. Que la autogestión, que la creación de empleos.

Ahora ya no somos más obreros; somos todos empleados.

La clase obrera es una clase, un grupo social con características, problemas e intereses propios; resultado de su ubicación en la sociedad y su relación con las formas de propiedad y de producción.

La clase obrera no tiene nada, sólo tiene la capacidad de trabajar y esto es lo que venden o alquilan los obreros para poder reponer la energía gastada y vivir.

Esta fuerza de trabajo se la venden a los capitalistas que buscarán pagar lo menos posible a cambio de una mayor cantidad de trabajo.

Este tipo de relación directa con los patrones solamente la tiene la clase obrera y que por ser de tal modo antagónica la ubica necesariamente como la única clase que puede liderar para garantizar el triunfo de su liberación.

El movimiento obrero es mayoritario pero está regimentado todavía por la burocracia sindical, con salarios bajos y pésimas condiciones de trabajo, extensas jornadas y paradójicamente una gran desocupación. Esta situación enfrenta a la clase obrera con el sistema capitalista, también hay otros sectores del campo popular que confrontan con el gobierno y el Estado burgués. Esta situación ha venido generando distintas formas de lucha y de organización; pero sigue planteado para todos, el problema a superar de la inserción y el desarrollo.

La clase obrera es mayoritaria en todo el mundo; pero nos falta tomar conciencia, reagruparnos, y después actuar en función de nosotros mismos.

Habrá que aprender esto y no lo haremos solos, ni todos al mismo tiempo. Algunos estarán más adelantados, para enseñar y orientar la dirección en términos de clase.

Esto es lo que no tenemos resuelto y a esto se reduce la crisis de toda la humanidad.

Tenemos que resolverlo.

La clase obrera deberá superar el tema de la conciencia de si a para si, esto es lograr la independencia política y organizarse para la revolución que deberá acaudillar para la victoria.

 

 

La clase obrera debe intervenir en la presente crisis. No interviene? Y porqué no interviene?...

Con su propia política. Tiene incorporada una política como propia?

En defensa de sus propios intereses. La clase obrera tiene conciencia de cuales son sus intereses propios? Y además de los que le unen como nación oprimida?

Frente al saqueo de nuestros bolsillos, imponer el ajuste automático de salarios. Esto, hoy lo podemos hacer?...

Desconocer todos los convenios. Imponer el salario mínimo igual a la canasta. Esto es lo que habría que hacer, pero si no lo podemos hacer? Y además qué es el salario?

Por la expropiación sin pago de todos los terratenientes, los acopiadores, los puertos privados, las exportadoras, los pooles de siembra, nacionalización del comercio exterior y la banca. Recuperar la soberanía de nuestros recursos, alimentar primero y satisfacer las necesidades populares. No pago de la deuda externa.

Terminar con la dominación imperialista, recuperando todas las empresas, todos los recursos naturales, toda la tierra…lindo, muy bonito y correcto, pero el problema es que de todo esto, no podemos hacer nada. Es decir que primero tenemos que resolver como hacer, lo que hay que hacer primero, para poder hacer después todo esto.

Que estamos por la revolución y la dictadura proletaria, bárbaro, cuando hagamos esto gobernaremos nosotros y seguramente solucionaremos todo, pero…primero hay que hacer la revolución. Y para hacer la revolución tenemos que trabajar para que las masas quieran hacerla, para que comprendan y asuman esta necesidad.

Hacen muchos años que se le viene diciendo a las masas lo que deberían hacer; todos lo hacen y así estamos. Las masas incorporan mejor la invasión generalizada y la oferta bonita y tentadora del sistema. Los antisistema y los revolucionarios, los que quieran caminar las poblaciones deberán estar dispuestos a embarrarse decía una hermana mia, y un campesino me decía que para conseguir pescados, había que mojarse el poto. Nosotros, si queremos en verdad llegar a la gente vamos a tener que hacer esto y predicar con el ejemplo.

Que hacer pintadas, volanteadas, que hacer afiches, que trabajar por Bolivia, ir a las fábricas, a los barrios, a las instancias de coordinación; todo esto que decimos que habría que hacer, hay que hacerlo. Esto significa que lo tenemos que hacer nosotros y ahora. Todo lo demás queda reducido a chamullo y el puro bla-bla a la clase no le sirve. O es que alcanza y da resultado decirle todo lo que tienen que hacer, a través de un periódico chiquito, a un país con 40 millones de habitantes.

Leemos la prensa burguesa y nos enteramos de casi todo lo que pasa en el mundo. Nos reunimos, opinamos, fijamos posiciones, damos charlas y escribimos.

Exageramos los resultados de las actividades, no somos rigurosos, fallamos nosotros  mismos y hasta mentimos para que los demás crean que hacemos algo, o para que nos vean más grandes.

Qué hemos hecho en los últimos 20 años y cuales son las fuerzas que tenemos ahora para el trabajo de la década siguiente.

Que somos compañeros; como si esta palabra no significara nada. La solidaridad militante es obligatoria, pero te podés morir que lo cierto es que a nadie le importa.

Si tenés o no laburo, jodéte, resolvélo y escribí. Pasá la lista de contactos, rendime la prensa y cotizá.

Son resoluciones que yo comparto y que sólo puede modificar otro congreso. Igual para el partido no hay burocratismo y tal vez podríamos haber echo algo más, pero hacemos lo que podemos; no nos da más el cuero…

Que somos internacionalistas es cierto; pero que pasará con Chile, en Perú, Uruguay, Paraguay, ellos son nuestros vecinos…No escribimos sobre Bolivia y ellos tampoco hablan de nosotros.

Por último las depuraciones no son la muerte de nadie y son necesarias, en cualquier partido que se tenga por revolucionario.

 

Nosotros tenemos que aceitar los mecanismos de funcionamiento para poder garantizar todo y como mínimo, los compromisos que asumimos. Aprovechar y del modo debido todos los recursos; no perder el tiempo.

 

Organizarnos desde las bases para recuperar la dirección de las luchas, expulsar a la burocracia, recuperar los Sindicatos y por un salario básico mínimo igual a la canasta familiar indexado.

Por un partido obrero revolucionario, para la revolución y dictadura proletarias, gobierno de la clase obrera, de los oprimidos y explotados, por una sociedad nueva y sin clases; por el socialismo y el comunismo.

 

                         Grupo Obrero Revolucionario  GOR  junio 08

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres