Blogia
CONTRA LA CORRIENTE

LUCHA OBRERA FRENTE A LA OFENSIVA DE BACHELET Y SU CAMBIO DE GABINETE

LUCHA OBRERA FRENTE A LA OFENSIVA DE BACHELET Y SU CAMBIO DE GABINETE

1.- El abrupto cambio de Gabinete de Bachelet ha abierto un conjunto de especulaciones, por medio de las cuales los medios buscan fortalecer las posiciones de distintos sectores del régimen. Se trata, en apariencia,  de tres ministros DC que ingresan a reemplazar a otros DC: la salida de Zilic de Educación no puede sorprender a nadie, luego de la portentosa movilización estudiantil de mayo-junio; la salida de Antoniocevic de Economía, responde a salvar los equilibrios de tendencias al interior de la propia DC. Sin embargo, la salida de Andrés Zaldívar y su reemplazo por Belisario Velasco, tiene un significado más potente y da cuenta de un viraje gubernamental.

2.- Velasco fue Subsecretario de Interior de Aylwin y de Frei, durante casi la primera década de la Concertación, y tuvo a su cargo –especialmente- la formación de todo el aparato de inteligencia y represión política concertacionista. Marcelo Schilling y Jorge Burgos, que terminaron –de un modo menor- pagando los platos rotos por las negociaciones con el FPMR mientras tuvieron a su cargo la llamada “Oficina”, no fueron otra cosa que peones de Velasco, quien garantizó la continuidad de las políticas represivas del régimen desde un segundo puesto relativo, como Subsecretario.

3.- Los bandazos de Bachelet frente a la movilización de los secundarios, la incapacidad de anticiparse al desarrollo de éste y otros conflictos, de establecer canales estables de comunicación con la burocracia sindical y con los gremios –no olvidemos que en estos días los camioneros hicieron su primer movimiento de un plan de movilizaciones contra el impuesto al diésel- gatillaron de un modo decisivo la salida de Zaldívar, quien llegó a ese cargo principalmente como compensación a la pérdida de su senaturía por Santiago Poniente.

4.- Ante este cuadro la tarea que viene a desempeñar Velasco no mueve a equívocos: viene a ordenar las tareas represivas, a ajustar la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) que encabeza el ex abogado de DD.HH. Gustavo Villalobos y, en general, a dar cuerpo al necesario endurecimiento del régimen. Esta campaña de “mano dura”, más allá del lugar común de la derecha pinochetista, se ha tornado especialmente aguda en el último año y ha cobrado con Bachelet mayor virulencia, toda vez que viene protegida con el paraguas de las ilusiones democráticas que –aunque decaídas- sigue despertando el Gobierno.

5.- Si Velasco está en Interior es –qué duda cabe- porque la burguesía y el imperialismo necesitan un represor con ese prontuario y además con profusos nexos con la izquierda, derivados de sus negocios en Cuba que le han dado línea directa con Fidel. El “desarme” del FPMR, el aislamiento del Mapu Lautaro que culminara con el encarcelamiento de Ossandón en 1994, la muerte del cro. Ariel Antonioletti (primer ejecutado en “democracia”) y los que le siguieron, la militarización de la zona de Arauco para reprimir el movimiento mapuche, son algunas de las “obras” de Velasco.

6.- Este represor y asesino ha actuado de esta forma, con total impunidad judicial y política, precisamente porque ha logrado extender su arco de influencias desde la derecha hasta el stalinismo que colaboró –objetivamente- en las tareas represivas que significaron “pacificar” la transición, con su política que los llevara en 1989 apoyar a Aylwin en las presidenciales y renunciar a la lucha en aras de la recuperación democrática. Misma política que perpetuaran en enero de este año al llamar a votar por Bachelet.

7.- Si la izquierda reformista y democratizante, encabezada por el Partido Comunista, no constituye una referencia para los explotados y oprimidos, para la inmensa masa trabajadora, se debe prioritariamente a que se encuentra dedicada –de forma única y exclusiva- a abrir un espacio dentro de la institucionalidad burguesa, con la campaña por la modificación al sistema electoral binominal, a la que han llamado “Campaña contra la Exclusión”.  

8.- Así, en lugar de trabajar por la unificación de los conflictos, los  burócratas sindicales “izquierdistas” (Araya en CONFENATS, Pavez en Profesores y desde la propia dirección de la CUT) se limitan a hacer de vagón de cola de Bachelet. En la misma línea, durante la movilización de los secundarios, en especial el pasado 5 de junio cuando la única salida era impulsar un Paro Nacional, UN SOLO PARO, en apoyo al movimiento estudiantil, hicieron gárgaras con la solidaridad, llamaron a un “Paro Social” testimonial, sin preparación, que terminó por debilitar a los pingüinos y acentuar su aislamiento.

9.- Desde el Grupo Obrero Revolucionario – Contra la Corriente, llamamos al conjunto de los militantes que se reclaman de la izquierda y la revolución a salir al combate con el arma decisiva en este combate: un auténtico Partido Obrero Revolucionario. Se hace urgente e imperioso estructurar esta dirección que ponga al centro las reivindicaciones de los explotados, luche por superar las ilusiones democráticas de las masas y proyecte el combate diario de las masas en lucha por el poder político. No se trata simplemente de abrir espacios democráticos.

10.- La superación de la crisis que arrastra nuestra sociedad no será el resultado de una modificación legal, ni al régimen electoral ni a la Constitución, es necesario derribar a la burguesía del poder y expulsar al imperialismo. Esto sólo será el resultado de la acción multitudinaria de las masas, que asentada en sus propios órganos asamblearios de poder, expropie a la burguesía y libere las fuerzas productivas poniéndolas al servicio del conjunto de la sociedad.  

11.- Los cien mil millones de dólares que cada año producimos los trabajadores en este país, alcanzan sobradamente para garantizar un sueldo y jubilación equivalente a la canasta familiar, garantizar la educación, salud y vivienda gratuitas. Si estamos sumidos en la miseria, y para mantenernos en ella nos reprimen, es porque la burguesía criolla es incapaz de gobernar y de resolver el más mínimo de los problemas sociales. La expulsión de la burguesía del poder sólo podrá materializarse por la clase obrera, acaudillando al conjunto de las masas explotadas y oprimidas.

12.- Este nuevo gobierno revolucionario que llamamos a estructurar, un verdadero Gobierno Obrero-Campesino, será el régimen más democrático que se haya conocido en la historia de nuestro país, resolviendo las tareas democráticas, nacionales y socialistas de la revolución proletaria en Chile. Poder para los explotados, Dictadura Proletaria, para barrer con los explotadores, con sus gobiernos pro-imperialistas y sus títeres. Unificar las luchas y enfrentar la represión que prepara Bachelet, son las tareas del momento. La construcción del partido revolucionario nos unirá en este combate. 

A BARRER CON LA REPRESIÓN Y LOS GENOCIDASCON LA ACCIÓN DIRECTA Y LA MOVILIZACIÓN 

LIBERTAD A LOS PRESOS POLÍTICOS CHILENOS Y MAPUCHE UNIFICAR LAS LUCHAS CONTRA EL GOBIERNO PRO-IMPERIALISTA DE BACHELET 

Valparaíso, 15 de julio de 2006

GOR-Contra la Corriente

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

manuel -

que entiende ud por proletariado, que sector social comprende, que sector laboral, que porcentaje de la poblacion nacional?

http://trincherasur.blogspot.com
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres