Blogia
CONTRA LA CORRIENTE

BOLIVIA: CONFERENCIA EXTRAORDINARIA DEL P.O.R OCTUBRE DE 2007

BOLIVIA: CONFERENCIA EXTRAORDINARIA DEL P.O.R OCTUBRE DE 2007

El P.O.R. es el único que ha caracterizado al MAS y a su gobierno como burgués, cuando el conjunto de la izquierda reformista se ha sumado entusiasta al carro oficialista con el argumento de que se inicia un "proceso de cambios profundos" en el país. Nuestra caracterizació n parte de un análisis estrictamente marxista: los partidos, las tendencias ideológicas, etc., definen su contenido de clase en función a su posición frente a la propiedad. En el caso del MAS, expresa, a través de su ala indigenista a la masa de campesinos pequeños propietarios y, a través de la pandilla de pequeño-burgueses "izquierdistas" reformistas -que son los que dirigen al MAS-, la defensa del orden burgués, es decir, de la gran propiedad privada.

En el proceso, antes de las elecciones, durante la campaña electoral y, después cuando ya es gobierno, el MAS confirma categóricamente nuestro análisis. Para atraer el voto de la clase dominante y la confianza del imperialismo despliega una campaña gigantesca mostrándose como defensora de la gran propiedad privada de los medios de producción, promete a los inversionistas extranjeros y nacionales seguridad jurídica, jura someterse al ordenamiento jurídico burgués y realizar las "grandes transformaciones" en el marco de la democracia burguesa. Su teórico más importante plantea la tarea de consolidar un capitalismo andino – amazónico a partir del potenciamiento de la pequeña propiedad privada imperante en el campo y las ciudades.

En la práctica, en su política hidrocarburífera y minera, su máxima aspiración es convertir al Estado boliviano en socio de las grandes transnacionales y, en el problema de la tierra, modifica la ley INRA asegurando la existencia del gran latifundio con la única condición de que cumpla un fin económico social, además de contemplar otras ventajas para los terratenientes como las tierras de descanso, de proyección de crecimiento, etc.

Sólo el POR desarrolla la tesis de que entre la "Media Luna" y el MAS existe una diferencia de grado dentro de la politiquería burguesa. La primera representa a la derecha más cavernaria y primitiva y el MAS al reformismo burgués que está condenado a acentuar sus perfiles reaccionarios en la medida en que los explotados se emancipen de su control y choquen con la política que desarrolla.

Las fricciones entre los dos extremos de la política burguesa se atenúan en la medida en que los explotados, usando la acción directa, cuestionan el destino de los intereses materiales de la clase dominante y del imperialismo.

Por otra parte, se ha confirmado plenamente nuestra posición frente a la Asamblea Constituyente. Hemos señalado que se trata de un circo que está condenado a fracasar porque no se puede transformar estructuralmente este país dictando leyes; que el gobierno del MAS, por la política que desarrolla, no puede ir más allá de los remiendos a la Constitución en el marco burgués.

Los resultados son mucho más dramáticos, la debacle de la Constituyente muestra el total agotamiento político de la clase dominante.

El gobierno muestra su verdadera naturaleza burguesa en la medida que se ve obligado a defender, cada vez de manera más franca, los intereses materiales de la clase dominante agotando la desmedida demagogia con que debutó al instalarse en la Palacio Quemado.

Este proceso de desenmascaramiento derechista del gobierno ya no tiene retorno, está condenado ha acentuar sus concesiones al imperialismo, a los empresarios y a la Media Luna. El proceso político actual nos conduce m{as temprano que tarde a un inevitable choque entre el oficialismo y los explotados que, impulsados por la miseria debido al alza permanente de los precios de los artículos de consumo, la falta de fuentes de trabajo, la caída vertical en la capacidad de compra de los sueldos y salarios, etc. Y la incapacidad del gobierno para atender y resolver sus necesidades más elementales, se verán obligados a salir a las calles y protagonizar grandes movilizaciones.

En este proceso es imperioso que el POR, dirección revolucionaria de los explotados del país, ajuste su estructura organizativa a fin de colocarse a la altura de la situación política y del proceso de diferenciació n de las masas frente al MAS y convertirse en la dirección física de las masas oprimidas.

Se deben estructurar células bolcheviques, de revolucionarios profesionales, teóricos, propagandistas, organizadores. Existe la necesidad de reconducir la organización volcándola al sector obrero – proletario asimilando críticamente la rica experiencia pasada y, consecuentemente, superando las fallas que se cometieron.

Se debe ampliar la difusión del periódico MASAS. Como medida inmediata, se resuelve que las células incrementen sus cupos en por lo menos un número más por militante.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres