Blogia
CONTRA LA CORRIENTE

40 AÑOS DEL ASESINATO DEL CHÉ: EL ESTALINISMO COLABORÓ CON SUS ASESINOS

40 AÑOS DEL ASESINATO DEL CHÉ: EL ESTALINISMO COLABORÓ CON SUS ASESINOS

    Las últimas publicaciones referidas a la presencia del "Che" en Bolivia, su asesinato después de su captura y el posterior destino de su diario, revelan cómo los altos dirigentes del PCB estuvieron en relación estrecha con el sanguinario ministro de Barrientos, Antonio Arguedas, también militante de ese partido.

    En una entrevista con el periódico "Los Tiempos", Víctor Sanier, militante del PCB, revela que él recibió de Antonio Arguedas una copia del diario del "Che", las manos que se las amputaron después de su muerte y su mascarilla con el encargo de que las hiciera llegar a Cuba para ser entregadas directamente a Castro. Sanier detalla que otros elementos de la dirección del PCB, entre ellos Juan Coronel,  participaron en la ejecución del encargo. Esta entrevista pone en evidencia que Arguedas jamás dejó de tener contactos con los dirigentes del Partido Comunista y se puede colegir que este partido fue parte activa en la persecución, represión y asesinato de muchos dirigentes obreros, entre ellos de César Lora, Isaac Camacho y Julio César Aguilar. Por otra parte, existen testimonios de viejos luchadores sindicales e informes escritos al comandante del ejército acantonado en la región de Catavi – Siglo XX de los agentes encubiertos que revelan que conocidos dirigentes obreros estalinistas, como Constantino Murillo y Raul Fuentes, el primero dirigentes del PCB en Siglo XX y el segundo ex militante del Lincoln Murillo Castro, hicieron el papel de soplones para detener y asesinar a dirigentes obreros.

    En el pasado, durante el sexenio, el PIR, participó del gobierno de la rosca y desde la prefectura y la jefatura de la policía de Potosí los dirigentes estalinistas masacraron obreros en Pailaviri, posteriormente los masacradores fueron juzgados en el parlamento por los miembros del Bloque Minero Parlamentario a la cabeza de Guillermo Lora. Durante los gobiernos del MNR, después de la revolución de abril, hicieron el papel de quintacolumnistas en seno de la COB al servicio del oficialismo para lograr la expulsión de los trotskystas del seno de la organización matriz de los trabajadores bolivianos. En el gobierno de la UDP , desde el Ministerio del Trabajo declararon ilegales las huelgas obreras, realizaron descuentos por días de huelga, pusieron los sindicatos al servicio del gobierno de turno, etc. Actualmente, como parte del gobierno del MAS, juegan el triste papel de perseguir a los dirigentes opositores, inventando procesos sindicales para lograr su expulsión de los sindicatos, tal es el caso de Miguel Lora, Norma Barrón y Julián Aranda en la Federación de Maestros Urbanos de Cochabamba.

    No es casual esta conducta del estalinismo. Desde el momento en que abandona el marxismo–leninismo para postular la teoría revolución en un solo país (renegando del carácter internacional de la revolución), la coexistencia pacífica con el imperialismo (negando la lucha de clases) y la necesidad de respaldar a la "clase dominante patriótica y antiimperialista" para que ésta encabece los llamados gobiernos "democráticos y populares" hasta lograr el pleno desarrollo capitalista de los países coloniales, etc., ha pasado definitivamente al campo de la política burguesa y, en esta medida, está condenado ha desarrollar el papel de soplones y de agentes desembozados de los gobiernos de la clase dominante y del imperialismo. El estalinismo es la escoria en las organizaciones obreras que debe ser extirpado de cuajo para devolver a los sindicatos el ejercicio de la democracia sindical y el retorno a la independencia política frene a los gobiernos de la clase dominante. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres