Blogia
CONTRA LA CORRIENTE

ÚNICA SOLIDARIDAD CON LOS SECUNDARIOS:HUELGA GENERAL POR TIEMPO INDEFINIDO CONTRA BACHELET

ÚNICA SOLIDARIDAD CON LOS SECUNDARIOS:HUELGA GENERAL POR TIEMPO INDEFINIDO CONTRA BACHELET  La gigantesca movilización de secundarios -600.000 a escala nacional- más de 500 establecimientos paralizados y en toma, constituye por sí misma la más grande lucha del sector en más de treinta años, el movimiento más grande desde el Paro de agosto del 2003 y la más dura prueba para el gobierno pro-imperialista de la Bachelet, que ve así abruptamente terminada su “luna de miel” con el electorado.        La lucha Secundaria comenzó con objetivos mínimos: gratuidad del pase escolar y de la PSU. Sin embargo, en la medida que el movimiento se fue masificando y arrastrando a cada vez más vastos sectores, comenzó a radicalizarse y a atacar los cimientos del sistema educacional: la llamada ley LOCE (Orgánica Constitucional de Educación). Esta última cuestión marca un antes y un después de la movilización. Pelear por la derogación de la LOCE -sumándose al reclamo que ha venido levantando el estudiantado universitario- significa apuntar al régimen de privatización y municipalización de la educación pública, significa echar abajo el financiamiento de subvención por alumno asistente a clases, significa parar en seco la multimillonaria transferencias de recursos públicos al puñado de pulpos que son las empresas sostenedoras de la actividad educacional del estado. Significa barrer con la educación municipalizada que está en quiebra.        El pasado martes 30, la represión gubernamental –incapaz de contener el movimiento- llegó a mayores, alcanzando de forma escandalosa a los medios de prensa. La pateadura al camarógrafo, televisada a todo el país, hizo manifiesto algo que ya venía haciendo el Gobierno desde el inicio de las movilizaciones: reprimir brutal y salvajemente para aterrorizar a los estudiantes. Ya el pasado 21 de mayo carabineros de civil, infiltrados en la marcha hacia el Congreso, provocaron la represión lanzando ellos mismos bombas lacrimógenas a los gorilas de Fuerzas Especiales. Al servicio de esta misma tarea represiva se han abocado las bandas lúmpenes de neonazis, formadas al alero del aparato represivo del régimen.        Pero la represión no es la única herramienta con la que cuenta el Gobierno. Su instrumento más eficaz lo conforman las direcciones burocráticas de la CUT, Colegio de Profesores, CONFENATS y el propio CONFECH. Estas direcciones en su totalidad ligadas al PC y al Gobierno, han mantenido un silencio infame que persigue asfixiar el movimiento secundario e impedir que éste se extienda como un movimiento generalizado en contra de Bachelet. Ni Martínez, ni Pavez, ni Araya, ni Grau, ni toda la cáfila de traidores que usurpan las direcciones de las principales organizaciones obreras y de masas de escala nacional, han movido un dedo en solidaridad con los secundarios. De nada nos sirven los “gestos” de apoyo, como de forma infame expresara la Secretaria General de la CUT el día de ayer, cuando indica que no tienen contemplado llamados a movilización.        La razón es muy simple, tanto los gobiernistas como el PC (que sólo se preocupa por modificar el “sistema binominal”), no tienen ningún interés en que la lucha secundaria siga extendiéndose. La radicalización y crecimiento del movimiento conspira en contra de los intereses que ellos defienden, los de los empresarios sostenedores, congregaciones religiosas y también de las multinacionales que ya han puesto sus ojos en los fondos con que el Estado subvenciona a estos piratas de la educación. Esto es lo que llaman “libertad de enseñanza” y es el caballo de batalla de los privatizadores y destructores de la educación pública que se impusieran a sangre y fuego durante la Dictadura pinochetista.        El aislamiento, la asfixia del movimiento, a manos de las direcciones traidoras constituye la principal amenaza para el movimiento secundario. La debilidad de su dirección, que hasta hoy se ha mantenido sólida por su generación asamblearia, sólo puede superarse en la medida que sea capaz de pasar por encima del cerco que le ha tendido el Gobierno, se mantenga ligada a sus bases y tenga la capacidad de convocar al resto de los estudiantes universitarios y al conjunto de los trabajadores. La perspectiva de la unidad obrero-estudiantil es el camino por el que obligadamente han de transitar los secundarios para imponerse en el combate por la Educación Pública y Gratuita.        Desde las filas trotskistas del Grupo Obrero Revolucionario – Contra la Corriente, llamamos al conjunto de la militancia y activistas que se reclaman de la izquierda y la revolución proletaria, a apoyar desde todos los lugares de trabajo y estudio al movimiento secundario. No se trata de una simple asonada de los “pingüinos”. Ellos son sólo la vanguardia, los más esclarecidos del conjunto de las masas explotadas y oprimidas, que han levantado la cabeza y han iniciado una lucha que es la lucha de todos los que combatimos este régimen de explotación y miseria que nos venden como democracia. La democracia de los patrones, de los genocidas, de la banca y del imperialismo.        La única solidaridad posible con este movimiento lo constituye el PARO, la HUELGA GENERAL por tiempo indefinido con ocupación de lugares de trabajo y estudio. Las colectas, las declaraciones y demases son ayuda pero de rango menor, insignificante. Los distintos sectores hemos de levantar nuestros reclamos no sólo para salir en auxilio de la heroica lucha secundaria, sino también para hacer fuerza e imponer nuestras reivindicaciones. Hemos de preparar esa HUELGA GENERAL, exigir de la CUT, del Colegio de Profesores, de la ANEF y demás organizaciones de masas que se convoque esta huelga AHORA, sin dilaciones.        El triunfo de este movimiento, que se anticipa con la enorme y unánime simpatía con que cuenta en todos los sectores de trabajadores, ha de abrir paso a un nuevo tiempo en la lucha de masas. El triunfo secundario es gravitante en esta perspectiva, de ahí que Bachelet ha sido inflexible y no ha cedido un milímetro frente a los movilizados, pero esta línea se está quebrando. Primero el Ministro Zilic exigía el cese de las movilizaciones como condición para negociar, anteayer debió esperar más de tres horas el debate estudiantil para lograr sentarse a la mesa.         La lucha no puede terminar mientras no se acabe con la LOCE y su inmundo régimen de privatización de la educación, que está totalmente quebrado. La burguesía es incapaz de educar a los hijos de los obreros y explotados, ante esto sólo la acción directa, la lucha multitudinaria y decidida –como nos señalan los secundarios- es la respuesta. Acabar con la LOCE, aplastar la privatización e imponer una educación pública, gratuita, bajo control obrero y de la comunidad educativa. Una verdadera educación científica, que integre teoría y práctica, al servicio de la liberación social y nacional. ¡VIVA LA MOVILIZACIÓN DE LOS SECUNDARIOS!¡ABAJO LA LOCE,LA PRIVATIZACIÓN Y MUNICIPALIZACIÓN DE LA EDUCACIÓN!¡EXPROPIAR A LOS SOSTENEDORES SIN INDEMNIZACIÓN!¡FIN AL RÉGIMEN DE SUBVENCIÓN!¡UNIDAD OBRERO ESTUDIANTIL PARA BARRER EN LA CALLE CON EL GOBIERNO, SU REPRESIÓN Y LA BASURA NEONAZI!¡POR UNA EDUCACIÓN PÚBLICA Y GRATUITAAL SERVICIO DE LA LIBERACIÓN SOCIAL Y NACIONAL!¡A CONSTRUIR EL PARTIDO DE LA REVOLUCIÓN Y DICTADURA PROLETARIAS! GOR-Contra la Corriente, 1º de junio de 2006
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres