Blogia
CONTRA LA CORRIENTE

A 25 años del GOLPE recordamos a los caídos, luchando por la revolución proletaria

            Este 11 de Septiembre, a 25 años del sangriento Golpe de Estado que derrocara a la Unidad Popular y perpetrara el más grande genocidio sobre nuestro pueblo, nuestra organización, el Comité Constructor del Partido Obrero Revolucionario levanta las banderas de la Revolución y Dictadura Proletarias, la estrategia de los explotados y pueblos oprimidos, la estrategia de la liberación de los trabajadores de la explotación burguesa, la estrategia de la Revolución Socialista Mundial.
            Hoy día los principales partidos de la izquierda, PC y PS, pretenden transformar este nuevo aniversario del Golpe en una oportunidad para resaltar la “ilegalidad” de los golpistas y la  “constitucionalidad” del Gobierno de Allende, mostrando una vez más su sumisión al orden e institucionalidad burguesas. Fue exactamente este legalismo, este culto a las elecciones, este rechazo a pasar a la lucha revolucionaria contra la patronal, lo que permitió que la UP entregara maniatados a obreros, campesinos y explotados, a la reacción burguesa y a la bota militar.
            No fue la traición de Pinochet a Allende lo que expuso a nuestro pueblo a la represión desatada y el genocidio. Fue la incapacidad y el colaboracionismo de clases de la UP lo que dividió a los trabajadores e impidió que estos pasaran por sobre las instituciones parlamentarias, para defender su único derecho: expulsar a la burguesía del poder, el de gobernar esta sociedad al servicio de la amplias mayorías y de los obreros del mundo entero.
            Los reformistas que ayer  juraban lealtad a la Constitución que terminó con la muerte de miles, hoy día pretenden llevarnos una vez más al degolladero y nos dicen que votando por Ricardo Lagos o la Gladys Marín se “avanzará en la recuperación de la democracia”. Los burócratas reformistas que ocupan las direcciones del PC y el PS, siguen jugando el mismo miserable papel que hace  25 años, embelleciendo el capitalismo y condenando a las masas a esperar que su liberación provenga de las urnas y del calendario electoral de los patrones.
            Nosotros, los trotskystas del POR, junto a los obreros del carbón, a los empleados fiscales, a las decenas de miles de cesantes, a los mapuches que hace unos días inundaron las principales calles de Concepción, Santiago, Temuco y Valparaíso protestando contra la represa de Ralco, a los más de 100 presos políticos de Pinochet-Aylwin-Frei, junto a la vanguardia de izquierda que se reclama de la revolución socialista, alzamos el puño en homenaje a las decenas de miles de luchadores que cayeron combatiendo por la revolución el 11 de Septiembre de 1973.
            A los asesinos, que son la misma clase explotadora de empresarios y patrones que hoy día nos gobierna les decimos: no habrá otro golpe reaccionario, no volverán a masacrar a los explotados, hoy día nos estamos preparando, estamos uniendo nuestras fuerzas porque mañana será la violencia multitudinaria de los explotados la que expulsará a la burguesía del poder e instaurará un gobierno obrero y de los explotados de la ciudad y el campo.
            A los traidores, a los electoreros, los mandaremos al basurero de la historia, a los asesinos, explotadores, generales y grandes empresarios, a los imperialistas les decimos claramente: ha llegado la hora de la revolución de obrera, ahora nos toca a nosotros golpear y extirpar de cuajo el cáncer burgués que hunde a nuestra sociedad en el hambre, la miseria y la represión.
            Compañeros caídos: la Revolución Obrera y nuestro combate diario a asesinos y explotadores, es nuestro único homenaje.
¡HASTA EL SOCIALISMO, SIEMPRE! ¡VENCEREMOS!.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres